5 platos típicos de la cocina catalana en otoño

Barcelona es un lugar que hay que visitar sí o sí en todas las épocas del año. Aunque su naturaleza de ciudad costera invita a visitar la capital catalana en verano, otras épocas como el otoño despiertan grandes sensaciones en este rincón cosmopolita. Desde sus paisajes y sus paseos a través de Las Ramblas hasta los sonidos y los olores de los platos típicos de la cocina catalana en otoño.

Algunos de estos platos acompañan a la perfección la llegada del frío, la caída de las hojas y el aroma del otoño. Los colores ocres se convierten en el complemento perfecto para estas recetas tradicionales que nos ayudan a entrar en calor. Estos son algunos de los platos típicos catalanes en otoño.

Setas

Con la llegada del otoño en Cataluña es inevitable que aparezcan las setas. De hecho, unas de las actividades más típicas de esta época del año es ir a buscar setas a la montaña para luego prepararlas de forma casera. La trompeta, el cama-sec y el camagroc son algunas de las setas más comunes de encontrar.

Sin embargo, las setas más preciadas en Cataluña son los rovellones, además de ser las más típicas de encontrar a la hora de buscar setas en la montaña. Con los rovellones se elaboran platos típicos de otoño, como los rovellones salteados con ajo y perejil. Este sencillo plato acompaña a otros platos principales como carne con salsa o revueltos con huevo.

 

Panellets

Uno de los dulces más típicos de la gastronomía catalana y que más se deja ver durante el otoño es el panellet. Los panellets son un dulce tradicional en las regiones de Cataluña e Islas Baleares y suelen consumirse el día 1 de noviembre para celebrar el día de Todos los Santos, sobre todo durante la fiesta de la Castanyada.

Los panellets tienen su origen en el siglo XVIII, probablemente de la repostería árabe, donde se consideraban una comida bendecida para compartir después de las celebraciones religiosas. Su composición principal está elaborada a base de almendras y es habitual que sea de piñones, aunque el sabor queda al gusto de cada cual: coco, chocolate, naranja, pistachos y una gran cantidad de ingredientes diferentes.

Para elaborarlos se toma una masa dulce hecha con azúcar, almendra cruda molida, huevo y ralladura de limón, lo que le da una textura esponjosa. El exterior se recubre con clara de huevo, que ayuda a que se adhieran la capa de piñones tradicional. Este conjunto se hornea y se deja enfriar.

 

Castañas y boniatos

Una de las fiestas más reconocidas y queridas de Cataluña es la Castanyada, que se celebra en la noche del 31 de octubre, así como el 1 de noviembre para celebrar el día de Todos los Santos. Es la variante catalana y aragonesa de la Castañada donde las castañas se acompañan con platos típicos de la cocina catalana.

La costumbre de consumir alimentos asados y calóricos durante esta fiesta proviene del hecho de que, durante la noche de Todos los Santos, se tocaba a los muertos sin cesar hasta el amanecer. Amigos y parientes ayudaban a los campaneros del pueblo a realizar esta tarea. Para recuperar las energías después de este desgaste, se convirtió en costumbre consumir castañas, boniatos y fruta, entre otros.

Durante la celebración de la Castanyada las calles de la región catalana se llenan de castañeras con sus puestos de castañas asadas donde se pueden comprar castañas o boniatos recién asados, fruta o castañas confitadas, así como panellets. Todo esto se acompaña de la bebida típica de esta fiesta, que es el moscatel.

 

Trinxat

El trinxat es un plato típico de la Cerdanya, el Atl-Urgell y Andorra. Similar a una pequeña tortilla de patatas entreverada con col, el trinxat se caracteriza por un color verde oscuro y un llamativo y original sabor.

Su contenido calórico lo convierte en uno de los platos más típicos de la cocina catalana en otoño. Se elabora con patata, cerdo asado o tocino y col como ingredientes principales. En ocasiones se le añade diente de ajo para darle un poco más de sabor. A la mezcla se la adereza con aceite de oliva virgen extra y sal.

 

Xuxos de chocolate

Los xuxos de chocolate son unas cañas de masa frita rellenas, como su propio nombre indica, de chocolate. Los más tradicionales se rellenan con crema pastelera.

Suele tomarse como merienda y, al estar elaborados con una masa frita y un relleno de chocolate a veces caliente, suelen tomarse durante el otoño. Es un plato típico para comer en familia, muy apto para niños, que adoran su sabor dulce.

El otoño es una época maravillosa para probar diferentes platos típicos de la cocina catalana para paliar el frío de la época. Los colores acres, los abrigos y los gorros de lana complementan a la perfección alimentos como las castañas, los boniatos o los xuxos de chocolate.

 

Este tipo de recetas calientes son idóneas para la época otoñal y para celebrar la llegada del frío después de los calurosos meses de verano. Las chanclas se sustituyen por guantes y las tapas por productos asados tradicionales que nos retrotraen a nuestra más tierna infancia.

 

Si te han gustado no te pierdas nuestro artículo sobre los 10 platos típicos cocina catalana.

Leave a comment