10 platos típicos cocina catalana

Catalunya lo tiene todo: buenas playas, hermosos rincones, una rica cultura, ¡y una comida deliciosa! La cocina catalana es una de las más diversas que podemos encontrar en España, herencia de una tradición culinaria que ha ido traspasándose de generación en generación e influenciada por la personalidad propia del Mediterráneo. Por eso, son muchos los platos típicos de la cocina catalana que uno tiene que probar sí o sí.

¿Cuáles son las recetas de cocina catalana más típicas?

Te los mostramos a continuación:

Escalivada
Foto: Escalivada

Escalivada

“Escalivar” es una palabra catalana que significa “asar al rescoldo”, lo que nos permite hacernos una idea de cómo se elabora este plato de verduras. Esta receta típica catalana se cocina con una mezcla de verduras asadas: pimiento, cebolla, berenjena y tomate.

Como su nombre indica, las verduras de la escalivada se asan al rescoldo (o al horno) hasta que están cocidas y se apartan para que se enfríen. Una vez frías, se pelan y despepitan. Se sirven cortadas en largas tiras de forma longitudinal y se aliñan con abundante aceite de oliva virgen extra y sal. Hay quien corona el plato añadiendo pequeños trozos de ajo picado. En ocasiones se añade también bacalao y pasa a denominarse espencat.

Es un plato que se consume a temperatura ambiente y se utiliza para acompañar otros platos principales. A veces se come en forma de tapa, sobre una tosta de pan.

Xató

El xató, también conocido como xatonada, es un plato típico de la costa catalana, concretamente de la zona del Garraf y el Penedés. Su origen se sitúa en el mundo vinícola; cuando el vino iba a ser catado, se procedía a aixetonar la bóta, que consistía en colocar un pequeño grifo llamado l’axetó para que el vino saliese del recipiente. Este momento marcaba el inicio de la fiesta del vino nuevo, acompañada por una comida compuesta por ingredientes salados, verduras y una ensalada preparada con una salsa especial.

Eventualmente el xató se convirtió en un plato típico de la cocina catalana que consta de una ensalada con productos de la zona, como escarola, bacalao, atún, anchoas, boquerones y aceitunas, aliñada con la popular salsa romesco.

Coca de recapte

La coca de recapte es una receta tradicional de algunas zonas de Lérida, Gerona, Tarragona y Barcelona. Consiste en una masa de pan plano horneada y mezclada con verduras asadas, usualmente una escalivada a la que se le añaden ingredientes como butifarra, sardina o arenque. En los últimos años comenzó a elaborarse también con atún, aceitunas, tomate o cebolla, entre otros ingredientes.

La coca de recapte solía ser un plato con el que se celebraba la llegada del buen tiempo, que traía consigo las buenas cosechas de la huerta. Antiguamente no todas las casas disponían de horno, por lo que se pasaba por cada casa para recoger el recapte (la colecta) y cada familia aportaba lo que podía. Los ingredientes se recogían y la coca se elaborada en el horno del panadero, que luego repartía.

Samfaina

El nombre de “samfaina” proviene de “samfònia”, que a su vez proviene del latín “symphonia”, que significa sinfonía. Este hermoso nombre esconde una receta de origen catalán-valenciano a base de berenjena y calabacín cortados en forma de dados y con el añadido de sofritos con ajo picado, cebolla y tomate rallados en aceite de oliva. En ocasiones se añaden pimientos verdes y rojos, así como algunas hierbas como tomillo o romero.

La samfaina suele servir como acompañamiento a platos principales, como carnes o pescados. Dichos platos principales suelen cocinarse dentro de una sartén o cazuela con la samfaina.

Esqueixada

La esqueixada es uno de los platos típicos de la cocina catalana más reconocidos a nivel nacional. Se elabora como una ensalada fría compuesta por bacalao desmigado, pimientos verdes y rojos cortados en trozos, cebolla, aceitunas y tomate, ya sea éste rallado o cortado en forma de dados. Esta ensalada se aliña con aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal.

A la esqueixada se le puede añadir huevo cocido o también legumbres secas. En este caso se convierte en un empedrat.

Empedrat
Foto: Empedrat

Empedrat

Similar a la esqueixada, el empedrat es una ensalada fría elaborada con bacalao y alubias como ingredientes principales. A esta ensalada se le añade tomate, pimientos verdes y rojos, aceitunas, cebolla y huevo duro. El resultado se aliña con aceite de oliva virgen extra, sal y vinagre. Antes de consumirlo es recomendable guardarlo en una nevera durante cuarenta y cinco minutos, ya que es un plato que se consume frío.

El empedrat varía dependiendo de la región donde se elabore. Por ejemplo, en algunas zonas se le añaden garbanzos o lentejas en lugar de alubias.

Trinxat

El trinxat, o trinchado, es un plato de la Cerdeña, el Alt Urgell y Andorra. Sus ingredientes principales son patata, col de invierno y cerdo salado o tocino. Para elaborar el trinxat se hierven la patata y la col. Una vez reblandecidos, se trituran y se mezclan. A esta mezcla se le añade el cerdo asado o el tocino junto a algún tipo de manteca para freír el resultado. También se le puede añadir ajo frito. Por último, se fríe todo en una sartén al fogón hasta que queda cocido y con una forma similar a la de la tortilla de patata.

El trinxat es un plato típico de invierno dado su alto contenido calórico y suele acompañarse de tocino. En Puicerdá se come en la celebración de la Fiesta del Trinxat.

Fricandó

Este plato típico de la cocina catalana se elabora a base de filetes finos de ternera y setas, que suelen ser perrochicos o moixerxons, aunque también pueden ser senderuelas, cepas o níscalos, entre otros. Al contrario que otros platos tradicionales, el fricandó tiene su origen en la cocina urbana. Los filetes de ternera se cuecen en una salsa elaborada a base de setas y verduras. Esto se remata con una picada tradicional a base de ajo, almendra y perejil. Este plato suele rebañarse con pan.

Suquet de Peix
Foto: Suquet de Peix

Suquet de peix

La salsa susquet es una salsa típica de la cocina catalana y valenciana que se caracteriza por un intenso sabor que acompaña a su color rojizo. Este color se debe al uso de azafrán, que se utiliza para preparar el susquet de pescado. Esta salsa fue creada por pescadores que, al terminar su jornada, elaboran un guiso sencillo y rápido con pescados maltrechos de la pesca del día. Debido a su condición, aderezaban estos pescados con esta salsa para mejorar su sabor. Hoy en día se elabora con pescado de alta calidad, como el rape, la dorada o el mero.

Panellets 

Es común que durante la época de Todos los Santos y Pascua las pastelerías catalanas se llenen de panellets. Estos dulces de pequeño tamaño se elaboran con una masa de boniato, almendra, huevo y azúcar, mezcla que se saboriza al gusto, si bien los más populares son los de piñones.

Estos son sólo algunos de los platos típicos de la cocina catalana y que demuestran la riqueza de su gastronomía. Con una tradición envidiable repleta de historias que viajan a través de las generaciones, existen otras recetas igual de importantes como los guisos de butifarra, la escudella o el pan amb tomàquet. Lo único seguro de esta gastronomía es que está repleta de recetas deliciosas que, una vez que las probemos, jamás las podremos olvidar.

Leave a comment